¿Sabes qué es una smashburger?

Acabamos de incorporar a nuestra carta un tipo de hamburguesa al que se llama “smashburger”, ¿sabes por qué es diferente al resto de hamburguesas? ¿Y por qué tiene mucho más sabor?

La respuesta a las dos preguntas es su forma de cocinarse. En el proceso convencional se da forma a la hamburguesa y luego se hace a la parrilla. También es frecuente servirla con todo tipo de ingredientes adicionales, y si nos ponemos a explorar el mundo de las hamburguesas de autor… el horizonte de combinaciones posibles no tiene límite. ¡A veces cuesta trabajo encontrar la carne!

Sin embargo, en la preparación de la smashburger lo fundamental es justamente que la carne despliegue todo su sabor. El procedimiento es sencillo: se hace una bola de carne picada salpimentada, que se aplasta literalmente, lo más posible, sobre una superficie plana muy caliente.

Al tener una mayor superficie para expandirse, la reacción Maillard se produce de forma óptima y el sabor de la carne es más intenso.

En una smashburger no hay ni poco, ni medio ni muy hecha: el punto es único, con una textura más o menos crujiente según el estilo del chef. ¡Así que no tienes que tomar ninguna decisión!

Pedir una smashburger Es fácil, fácil.

Ahora, hay tres requisitos fundamentales para una smashburger de 10:

1.- Materia prima de altísima calidad (aquí la carne no se esconde).

2.- Si se añaden ingredientes adicionales, que sean los básicos y combinen perfectamente para que no se pierda el intenso sabor de la carne. En Dame la Brasa ponemos queso, bacon a la plancha y cebolla con un punto dulce, y un toque de una salsa secreta (casera, por supuesto) que le da una chispa que nos encanta.

3.- Un bollo de pan espectacular, que sea mullido y no se desmigue, para que haga el bocado fácil y potencie el gusto del contenido.

Para nosotros es la versión más auténtica de hamburguesa para los amantes del sabor de la carne y las experiencias genuinas.

¿Te animas a hacerte fan? Búscala en nuestra carta.

 

 

RESERVAS